¿Por qué viajar a Singapur?

Recorrer el río Singapur en barco, comer en un hawker, ver los rascacielos desde el Parque de Merlion, visitar Little India, caminar por el barrio chino y tomar una copa en Clarke Quay son algunas de las experiencias que podrás vivir en Singapur.

Si todo lo dicho anteriormente te puede animar a visitar Singapur, una vez que viajes te darás cuenta de que lo mejor de la ciudad es su ambiente único e inigualable. Singapur es una ciudad donde encontrarás gente cualquier día a cualquier horaconciertos, eventos y hacer vida de calle es algo común a todos los habitantes de la ciudad.

Descubre por qué el turismo en Singapur aumenta año tras año.

Singapur consigue ofrece lo mejor de Asia al mismo tiempo que mantiene rasgos occidentales que dan tanto comodidad como seguridad a muchos viajeros que quieren conocer esa región del globo pero que tienen miedo de enfrentarse a dificultades de comunicación, alimentación y transporte.

En un único lugar es posible encontrar lo mejor que Occidente y Oriente ofrecen en un ambiente acogedor que da todo el apoyo que el turista necesita para aventurarse en un nuevo destino.

¿Qué es lo que hace que Singapur sea un destino tan diferente en el contexto asiático y la puerta de entrada ideal para el que quiere aventurarse en otros rincones del enorme continente asiático?

  • Olvídate de los problemas con el idioma. El inglés es una de las lenguas oficiales de Singapur y la mayoría de su población consigue comunicarse usando esa lengua. Por eso resulta más fácil pedir información, entender los menús y la comida regional y relacionarse con los locales.
  • Múltiples destinos en uno solo. Con una población formada principalmente por chinos, indios y malayos, además de muchísimos extranjeros (occidentales y asiáticos) que viven y trabajan en la ciudad-estado, Singapur ofrece la posibilidad de entrar en contacto con una enorme diversidad étnica y cultural. Poder pasar la mañana en un barrio hindú, la tarde en un barrio de fuerte influencia musulmana y la noche en otro donde se mantienen las raíces chinas, todo sin dejar de hablar inglés, no tiene precio.
  • La gastrononomía, deporte nacional. En pocos lugares del mundo es posible entrar en contacto con tanta diversidad culinaria. De la alta gastronomía occidental y panasiática, pasando por las plazas de alimentación y la comida en la calle, Singapur ofrece opciones para todos los gustos y bolsillos. Comer es un deporte nacional que en la mayoría de las ocasiones no implica gastar una fortuna en los placeres de la mesa. Para los que les gusta Asia pero todavía no se han adaptado a la comida de esta parte del globo, Singapur ofrece muchas opciones occidentales, incluyendo las principales cadenas estadounidenses de comida rápida.
  • Seguridad. De día o de noche, Singapur es una de las ciudades/países más seguros del mundo. No hace falta fingir que no se es un turista para ahuyentar encuentros no deseados. Tomando los cuidados básicos universales, disfruta en Singapur de un viaje sin ningún estrés.
  • Desplazamientos tranquilos. La ciudad ofrece una serie de opciones de transporte público (metro, autobús, taxis acuáticos y taxis) eficientes, baratos y cuyo funcionamiento es fácil de entender.
  • ¿Quién dijo que en Asia no hay limpieza e higiene? Singapur, al igual que Japón, se destacan por su limpieza y por la preocupación con la higiene en varios aspectos de la vida cotidiana, incluyendo el control de la comida callejera. Por ejemplo, Singapur consigue tener el barrio hindú más limpio del planeta sin perder la cultura, aromas y ajetreo de la India.
  • Un destino para todos. No importa si se viaja en primera clase o con mochila, si se busca un destino romántico o se viaja con la familia y los niños. Singapur ofrece atracciones, comidas y alojamiento para todos los perfiles. No importa cuál sea el estilo, hay una Singapur que va contigo.
  • Una gran metrópolis que se reinventa todos los días sin dejar de ser verde. No importa cuantas veces hayas estado en Singapur, siempre habrá algo nuevo o algún rincón por explorar la próxima vez que la visites. La ciudad no para de crecer y de añadir más opciones turísticas, sin perder en ningún momento el verde que domina sus calles, parques y jardines.
  • Una base para seguir adelante. Además de ser un excelente lugar para adaptarse al nuevo huso horario e introducirse a los nuevos destinos, Singapur tiene uno de los mejores (si no el mejor) aeropuerto del mundo, el de Changi, con numerosas opciones de vuelos a destinos de India, el sudeste asiático e incluso el norte de Asia. Con una medicina de alto nivel, la ciudad se presenta como la mejor base para explorar el resto de Asia.
  • Apoyo al turista. Ya sea en viajes en grupo o de forma independiente, en un viaje de ocio o de negocios, las autoridades de turismo de Singapur (el STB, Singapore Tourism Board) y el aeropuerto de Changi realizan constantemente iniciativas para dar apoyo al turista. Vas a encontrar informaciones de calidad y una atención personal que son frutos de un trabajo serio orientado a ofrecerle al turista lo que necesita. Y para facilitarte todavía más la vida, Singapur no exige visado para los que la visitan como turistas. Con tu pasaporte es suficiente.

COMIDA

Singapur es conocido por tener dos grandes deportes nacionales: comer y comprar. En pocos lugares se toma tan en serio la comida y genera tanta pasión.

En Asia, Singapur y Hong Kong son dos grandes centros gastronómicos. Los defensores de Singapur sostienen que la ciudad supera a Hong Kong por tener precios inferiores (comparando el mismo nivel de servicio) y mantener el mismo nivel del rival chino.

Hay numerosos blogs y páginas mantenidos en internet por gourmets de Singapur de todas las edades e intereses gastronómicos abordando el asunto comida. Otras páginas se dedican a compartir experiencias gastronómicas a través de las evaluaciones de sus usuarios. Preguntas como cuál es el mejor hawker o la mejor food court de la ciudad o dónde se come el mejor plato x o cual es el mejor buffet o restaurante de marisco y frutos del mar generan acaloradas discusiones.

Comer fuera de casa es parte del día a día para gran parte de los habitantes de Singapur. Además, la comida desempeña un papel importante en rituales famliares, religiosos, culturales y profesionales de los singapurienses.

Sabores de Singapur

A pesar de ser un país joven, Singapur acabó absorbiendo platos de otras culturas y creando versiones que adquirieron una identidad propia con sabores que solo se encuentran en la ciudad-estado. El Laksa, el Hainamese Chicken Rice, el Roti Prata y el Rojak son algunos ejemplos de platos no originarios de Singapur pero que ahora tienen sabores o combinaciones de ingredientes propios de la ciudad.

El plato nacional es el Chilli Crab, un plato nacido en la East Coast de Singapur que con el paso de los años, como la propia ciudad, se ha ido modificando. Pero todavía se encuentran lugares que afirman preparar la receta antigua del Chilli Cbra. También se pueden probar el Black Pepper Crab y el White Pepper Crab, versiones más aromáticas y menos picantes.

A pesar de la fama de la bebida creada en el Raffles Hotel, el Singapor Sling está muy lejos de ser la bebida nacional. Los que se acercan más a ese concepto serían el café (Kopi, como se le llama en Singapur) y el té (Teh en su denominación local) servidos en Singapur, que muchas veces con influencias malayas adaptaron colores propios de la ciudad.

El durián es la fruta nacional. Con un olor y un sabor muy característicos y un precio caro, es una fruta que no deja indiferente al que la prueba: o se la ama o se la odia.

La cocina Peranakan, gastronomía con raíces chinas y una fuerte influencia malaya, también se destaca en Singapur, teniendo su origen histórico en los primeros mercaderes chinos que llegaron a la isla y se casaron con los locales.

SINGAPUR – comidas típicas del destino:

  • Bak Kut Teh
  • Biryani Rice
  • Char kway teow
  • Chilli Crab
  • Dosai
  • Durian
  • Fish Ball Noodles
  • Fried Carrot Cake
  • Fried Oyster Omelette
  • Helado en pan de molde o sándwich de helado
  • Hainanese Chicken Rice
  • Hokkien Mee
  • Kopi
  • Laksa
  • Rojak
  • Roti Prata
  • Teh Tarik

Sabores de Asia

Como el país tiene sus raíces en las culturas malayas, indias y chinas, no faltan opciones de restaurantes que ofrecen al que visita la ciudad lo mejor de esas gastronomías. También se pueden degustar en la ciudad platos de Indonesia, un país vecino de Singapur. Vale destacar que están presentes en Singapur las cocinas de casi todas las regiones de esos países. Nada de comer solo comida china cantonesa como estamos acostumbrados en algunos países. En Singapur se encuentran tradiciones culinarias de varias regiones de China, India e Indonesia. Tienes más informaciones en las páginas que hemos dedicado en la guía a la cocina china, la cocina hindú y la cocina malaya.

La oferta de restaurantes japoneses es grande y va desde el kaiten (sushi servido en una cinta transportadora), pasando por buffets japoneses hasta el arte del tradicional kaiseki. Hemos dado más información en la página cocina japonesa de esta guía.

Sabores del mundo

La influencia regional inglesa y holandesa del pasado, la presencia de una gran comunidad de expatriados y de un gran flujo de turistas, asociado al enorme interés por la comida de los locales crearon en Singapur las condiciones para que se convirtiese en un terreno fértil para el establecimiento de restaurnates que ofrecen lo mejor de la gastronomía mundial.

En Singapur se pueden encontrar desde restaurantes con la firma de afamados chefs hasta representantes de las mayores cadenas de restaurantes y comida rápida del mundo. Desde el churrasco brasileño, pasando por la cocina turca, persa, alemana, francesa, italiana, irlandesa, española hasta la gastronomía mongola que también está presente en la ciudad.

Sabores para todos los bolsillos

Para comer bien en Singapur no hace falta gastar una fortuna. La famosa comida de los Hakwers y las Food Courts tiene precios en torno a los 5 SGD. Hay numerosos restaurantes de barrio ofreciendo comida regional a precios accesibles. Pero si quieres probar menús con la firma de chefs de renombre, tampoco te van a faltar opciones.

 

Marina Bay Sands Hotel

El Marina Bay Sands Hotel es hoy el mayor hotel de Singapur. Formado por 3 torres de 55 pisos cada una (con un diseño inspirado en una torre de naipes) contiene 2.561 habitaciones, de las cuales 230 son suites con servicio de mayordomo y acceso exclusivo a ciertas áreas del hotel. Hay 18 tipos de habitaciones. Cada torre tiene dos partes que se unen formando una construcción única en su piso 23. ¡Un gigante!

El que se aloja en el Marina Bay Sands Hotel tiene derecho un transfer del aeropuerto de Changi al hotel (los autobuses salen cada media hora, de las 6 a las 22:00 de las plataformas reservadas a los autobuses en todos los terminales del aeropuerto).

Las tres torres confluyen en un gran vestíbulo y están unidas en su parte superior por una plataforma, el Sands Skypark, que alberga la piscina infinita abierta más larga y más alta del mundo. Fue construida a una altura de 200 metros y el acceso a la misma es exclusivo para los huéspedes del hotel. Desde ella se tiene una vista espectacular de la ciudad y solo por ella ya valdría la pena alojarse en el hotel -es una piscina que fascina a todos los que la visitan-. Los medios de comunicación del mundo se volcaron con ella.

La misma plataforma alberga el punto de observación del Sands SkyPark, abierta al público en general y con vistas fantásticas de la ciudad. Los huéspedes del hotel pueden acceder sin pagar a la plataforma de observación. En la terraza se encuentra también el Ku Dé Ta, el Sky on 57 y el , una lounge de acceso reservado a los huéspedes de las Suites e de los Room.

El Ku Dé Ta es una franquicia de lounge/restaurante localizado en lo alto de la torre 3, cerca de la piscina. El Sky on 57 está localizado en lo alto de la torre 1 en el punto más alto del complejo. Sirve comida asiática moderna y reinterpretación de platos clásicos al mando del chef local Justin Quek. El  está en lo alto de la torre 2 y a partir de las 20 abre sus puertas al público y ofrece un chocolate bar, con un buffet de platos que usan ese ingrediente. Como todos ellos están abiertos al público (el solo por la noche) es una forma de llegar a lo alto sin pasar por el Sands SkyPark.

El hotel cuenta también con los siguientes restaurantes y bares:

  • El Rise que sirve cocina internacional con énfasis en la gastronomía del Sudeste Asiático. Ofrece servicio buffet o a la carta. En él se sirve el desayuno del hotel.
  • El Rise Lounge, localizado en el vestíbulo, sirve comida más rápida, desayuno continental, té vespertino, vinos y cócteles.
  • El Fuse es un bar de música electrónica localizado en el vestíbulo.
  • El Sweet Spot es una cafetería que sirve expresos, dulces y tartas.
  • El Jin Shan es un restaurante fino que sirve comida china sofisticada.

Las habitaciones

Marina Bay Sands hotel

Hay cuatro tipos principales de habitaciones y cinco tipos de suites. Todos con decoración moderna, con colores suaves en las paredes, amplias ventanas de cristal que van del suelo al techo, muebles con maderas de tonos diferentes y moqueta en tonos más oscuros. Todos ofrecen wifi gratuita, una mesa para trabajar, minibar, cafetera, caja fuerte, tabla y plancha y una televisión LCD de por lo menos 42 pulgadas.

Es importante destacar que muchos cuartos y algunas suites pueden tener vistas únicamente al mar o a la ciudad. En el caso del Marina Bay Sands, las vistas a la ciudad son más apetecibles ya que permiten ver el entorno de la bahía de Marina Bay y el hermoso skyline de la ciudad.

La habitación más básica es la Deluxe Room (solo en la torre 3 y con únicamente ducha en el baño), seguida de la Premier Room (solo en las torres 1 y 2 y que tiene baño con ducha y bañera separadas), la Grand Room (que tiene una pequeña área con un sofá y un sillón) y la  Room (del piso 35 al 49 de la torre 2). Las tres primeras pasan a tener la opción de vista a la ciudad a partir del piso 19.

Los huéspedes de las Room tienen privilegios exclusivos como albornoces de primera calidad, periódicos y revistas, cafeteras Nespresso, botellas de agua mineral, docks para el iPod/iPhone e derecho a llamadas locales gratuitas. Además de eso, tienen acceso exclusivo durante el día al , un lounge / restaurante que funciona en la terraza de la torre 2 (cerca de la piscina) y donde se sirve el desayuno, el té de la tarde y el cóctel de canapés y bebidas a principio de la noche, además de un servicio de bebidas no alcohólicas durante el día. Los húespedes de las citadas habitaciones tienen derecho a esos servicios así como al uso de tablets y ordenadores para acceder a internet en el .

Hay cinco tipos de suites, comenzando por las Orchid, (con 97 metros cuadrados y mesa de comedor con cuatro asientos), siguiendo por las Sands (con impresora/fax/scanner, servicio de mayordomo, derecho al planchado de una pieza de ropa por día, además de los mismos equipamientos que hay en las Room), las Marina (que comienzan en el piso 50 y tienen 200 metros cuadrados, las Presidential (con tres cuartos, dos salones, piano, home theatre) y finalizando en las Chairman (que tienen 629 metros cuadrados y están localizadas en los pisos 53 y 54, con cuatro habitaciones, gimnasio, sauna, sala de juegos, home theatre, …).

Además de poder entrar al como los húespedes de las Room, los huéspedes de las suites pueden tomar el desayuno en el Sky on 57. Atención porque no todas las suites Orchid tienen vistas a la ciudad.

El Marina Bay Sands es un gigantesco hotel de lujo para el que quiere alojarse en uno de los iconos de la ciudad y rodearse de numerosas opciones de comida, bebida y compras. Es un hotel para el que no exige un servicio personalizado, algo difícil de conseguir en un hotel de estas dimensiones. Es además el destino seguro para el que quiere hospedarse en un hotel con casino por la facilidad para poder jugar. Como dijimos más arriba, solo por la vista que ofrece la piscina y el acceso sin restricciones al SkyPark (al que se puede subir en diferentes momentos del día) ya vale la pena hospedarse en él.